Los extraterrestres como víctimas de la humanidad.

Distrito-9
Distrito 9, la humanidad no podría aceptar seres inteligentes distintos a ella.- PFMS-Start Page Images

Popularmente tendemos a considerar a los extraterrestres como seres hostiles, altamente avanzados tecnológicamente, pero socialmente arcaicos, cuyo principal motivo es conquistar otras civilizaciones. Si bien, existen modelos más amplios a esta interpretación, es más aceptado el arquetipo hostil, el mostrar hipotéticos seres inteligentes con ansias de poder dispuestos a arrasar con todo lo que hemos construido y desarrollado por motivos más humanos que propios de su especie. Lo cierto es que dichos seres inteligentes siempre son crueles victimarios plenamente convencidos de considerar a la humanidad un “estorbo” en sus ansias de expandirse por el Universo. Sin embargo, tal mentalidad no corresponde a una motivación racional y coherente, sino a unas mentes dominadas por una megalomanía insensata.

Un arquetipo hostil, corresponde al miedo inherente de la humanidad a enfrentar lo desconocido, pero erróneamente la cultura popular lo impone como una realidad tangible, sin existir un análisis científico sólido. Ya es costumbre atribuirle características humanas a quienes no conocemos ni sabemos si existen, sólo porque necesitamos llenar un vacío: el saber si somos una singularidad en el Universo o hay otros seres inteligentes. No obstante, dentro de la amplia variedad de extraterrestres hipotéticos existe una tendencia a refutar la supuesta conducta destructiva de dichos seres, planteando interrogantes como: ¿Qué pasaría si nuestra especie es incapaz de aceptar seres opuestos?, ¿cómo podría la humanidad rechazar a quienes tanto buscaba?

En este escenario, la humanidad consigue comprobar la existencia de la llamada vida inteligente pero es incapaz de congeniar con ella, principalmente porque sus propias miserias terminan por perjudicar una convivencia armónica. Las desmedidas ambiciones humanas anteponen la satisfacción de sus necesidades, provocando un conflicto de grandes consecuencias, perjudicando a ambas partes. La humanidad considera inferiores a los seres inteligentes con quienes puede contactar, porque no encaja en su concepto de vida inteligente o porque los valores adoptados por ellos podrían significar una amenaza para nuestro modelo social.

A juicio de algunos individuos utopistas, el modelo social extraterrestre es “auténtico y superior al humano”; porque se ha librado de sus contradicciones, tratando de imponerlo, desatando un conflicto entre valores contrapuestos, en donde los extraterrestres pueden ser víctimas de la intolerancia humana, arrastrándola a su destrucción. También está planteada la situación en que la humanidad descubre vida inteligente, empero oculta su existencia nada más para involucrarla en alguna oscura trama destinada a obtener un beneficio mezquino; siendo frecuente historias sobre guerras provocadas por los seres humanos quienes culpan a los extraterrestres. El egoísmo de nuestra especie, -contrapuesto a nuestro progreso y deseo de contactar a otros seres- se impone haciendo de un hecho trascendente una tragedia de la cual queda en duda la integridad moral humana.

AVTR_SCREEN_NG_Navi_Attacki
Avatar, la conducta depredadora de la humanidad podría perjudicar un contacto con seres inteligentes-PFMS-Google Images.

Plantearnos a los extraterrestres como victimas, es una oscura metáfora sobre nuestra forma de ser y un duro cuestionamiento hacia la vanidad de una raza humana altamente tecnificada, convencida de estar destinada a alcanzar la gloria en la conquista del espacio ignorando las calamidades presentes en su planeta. Una condena al intento vano de utilizar un contacto con seres inteligentes para distraer la atención de sus propios problemas; depositando en ellos las respuestas a todas sus dudas existenciales. Posiblemente dichos seres también están en la misma búsqueda de respuestas o quizá consideran irrelevante tales interrogantes, nuestra costumbre de deidificarlos termina siendo -a juicio del ser humano- “traicionada”, haciendo brotar el odio porque ellos no han satisfecho nuestra ansia de respuestas.

Los llamados seres inteligentes, podrían ver como peligroso nuestra conducta depredadora, queriendo aconsejar al ser humano de cambiar su actitud o tomando medidas, -no necesariamente hostiles- destinadas a protegerse de los excesos humanos. Lamentablemente, tomar esa decisión es detonante para provocar un conflicto absurdo, la humanidad creería ver en ello una declaración de guerra empezando una nefasta carrera armamentista y aumento las convulsiones sociales porque las tendencias pacifistas y militaristas estarían enfrentadas.

Comúnmente, existe cierta incredulidad cuando se plantea esta posibilidad, en parte por excesivo optimismo, por desinterés, o porque no creemos que seamos tan “paranoicos”. Sin embargo, la realidad actual nos muestra una parte de nosotros bastante lamentable: la tendencia del ciudadano promedio a la reactividad, a no construir argumentos sólidos cuando trata de expresar un punto de vista, porque está habituado a un entorno social pobre en lenguaje, coercitivo, y anticientífico. Un entorno donde impera la desconfianza y lo volátil, ya nada es seguro, la incertidumbre nos obliga a actuar sin meditar, ni ver las consecuencias a largo plazo. Privilegiando lo instantáneo, nuestro concepto del mundo está definido por lo pasajero, las decisiones inmediatas y la impaciencia, de esa manera una comunicación entre seres inteligentes carece de autenticidad porque: estamos a la espera de algo que debemos tener urgentemente, sin siquiera preguntarnos ¿para qué lo necesitamos?

¿Realmente necesitamos contactar a otros seres inteligentes?, ¿cuán seguros estamos de que podremos estar a la altura de ese desafío? El dilema siempre nos acompañara hasta que suceda dicho contacto y sería absurdo descartarnos como factor que arruinaría un contacto fructífero con otros seres inteligentes, más aun sí como civilización nos negamos a superar nuestra carencias interiores y mezquindades, así como la nefasta creencia de depositar nuestra fe en algo externo completamente alejado de lo que somos, es decir, no podemos interpretar un contacto con seres inteligentes como un medio de “renovación espiritual” ante nuestra falta de confianza en lograr una cultura realmente objetiva, libre de ignorancia y superchería, factores dañinos hasta para nuestra propia convivencia.

Como es poco probable un contacto a corto plazo con otros seres inteligentes, debería tomarse en cuenta con cuál tipo de sociedad humana estarían contactando. No hay seguridad de que el sistema social existente continúe en el futuro, ni mucho menos de que existamos tal como somos. El progreso -o retroceso- que sufre la especie humana condiciona la forma de ver la realidad. Menos aún tenemos garantizado que la humanidad actué conforme a valores comprometidos realmente con la paz y la tolerancia.

Es fácil hablar de una cooperación entre seres opuestos a nosotros, pero si entre nosotros mismos no lo hemos alcanzado, nada garantiza un resultado positivo con terceros. Necesitaríamos una sociedad global más educada en asuntos científicos, más participativa en tratar el tema del espacio con seriedad y desdeñar de la superchería.

Desafortunadamente tal posibilidad no depende de ninguna gran reforma social, moral o espiritual ni científica, sino de las decisiones de cada uno de las culturas humana de abrazar el conocimiento objetivo, de librarse de la ignorancia y la superchería. Consolidar un modelo de desarrollo realmente pacífico, sustentable y trascendente que les libere de las conductas dominantes, hostiles y belicistas…

Probablemente dicho contacto sucedería cuando superemos nuestras propias debilidades.

Saque usted sus conclusiones.

Pedro Felipe Marcano Salazar.

@C1udadan0x

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s