La humanidad debe reconciliarse con la naturaleza.

??????????????????????????????????????????????????????????????????????????????
El hombre debe reconciliarse con la naturaleza para garantizar su futuro-PFMS-StartPage Images

La especie humana siempre ha tenido una relación conflictiva con la naturaleza, pues depende de ella para desarrollar su civilización y a la vez, se niega a aceptar que forma parte de su vida diaria. Somos un animal muy evolucionado que niega esa condición, sólo porque poseemos intelecto y grandes habilidades creativas que sin los recursos de la naturaleza no serían posibles desarrollar; es así que se abre una crítica brecha entre nuestra supervivencia y la naturaleza que hace muy evidente su “malestar” ante nuestros abusos. No obstante, nuestro razonamiento quiere reducir tal incomodidad como un hecho aislado o como un suceso científico imprevisto al que nuestra civilización debe adaptarse, sin admitir que la obra de la humanidad es frágil comparada con la inclemencia de la naturaleza.

Las grandes catástrofes naturales lejos de ponernos a reflexionar o a cambiar de hábitos, más bien pareciera que activara un agudo estado psíquico de negación. Claro que no podemos decir que no hay excepciones, por fortuna muchos ciudadanos y gobiernos han reaccionado para reducir su influencia negativa en el medio al mismo tiempo que tratan de cambiar la mentalidad imperante de negar nuestro vinculo ancestral con la naturaleza. Dichos esfuerzos han dado provechosos resultados, sin que signifique sacrificar los beneficios que nos da la civilización, pero todavía hay mucho que hacer. No podemos creer que el cambio es trabajo de unos pocos y que el resto siga destruyendo lo que nos queda. Es necesario que los ciudadanos, principalmente, comprendan que sus acciones cotidianas tienen consecuencias medioambientales importantes.

Por ello, los esfuerzos por cuidar la naturaleza no pueden quedarse a cargo de grupos aislados, de aprobar y hacer cumplir leyes o esperar un milagro. Se necesita que los ciudadanos tomen también como suya la responsabilidad de preservar el medio ambiente y de exigir que los gobernantes dejen el manido discurso de culpabilizar a otro por no tomar en cuenta el cuidado de la naturaleza.

El cuidado del medio ambiente es también sinónimo de administrar mejor los recursos naturales y optimizar su uso, sin permitir desperdicios. Además que podrían generar novedosas propuestas económicas que permitirían desarrollar las comunidades sumidas en la pobreza, con sólo hacerles participe de que cuidando y reciclando -por ejemplo- pueden también mejorar su calidad de vida, mientras preservan el medio ambiente. De esa manera, involucrando a los ciudadanos y haciendoles ver su responsabilidad podremos cambiar la mentalidad colectiva de desvincularse de la naturaleza, obviamente este esfuerzo debe ser constante e ir de la mano con políticas públicas transparentes y sinceras, no esperar a que situaciones extremas nos obliguen a tener que replantearnos todo.

soylent_geekinsider
Soylent Green, sin un compromiso real hacia el medio ambiente, la humanidad podría someterse a duras condiciones de vida.-PFMS-Start Page Images.

Empero, los ciudadanos también deben desdeñar la errónea creencia de que el debate sobre medio ambiente es exclusivo de políticos y grupos conservacionistas, ya hemos visto como el relegar exclusivamente esta tarea a otros termina siendo nefasto: suceden desacuerdos, conflictos de intereses, se toman decisiones injustas e incluso algunos representantes aprovechan el debate para acusar a otras naciones del mal estado del medio ambiente sin asumir su responsabilidad o proponer alguna solución ingeniosa. Misma mirada, aplica a algunos grupos conservacionistas que tienden a caer en radicalismos incomprensibles, o asociarse con grupos políticos hostiles que terminan por polarizar el tema, siendo imposible tomar una decisión consensuada.

Debido a la ausencia del consenso y el de competir absurdamente por quien se preocupa más por el medio ambiente, terminamos viendo a una ciudadanía despreocupada mientras científicos impotentes predican en vano sobre la necesidad de dar un cambio drástico a nuestros hábitos. Hay que recordar -nuevamente- que la Tierra es nuestro único hogar, con las condiciones ideales para albergar vida y todavía estamos muy lejos de poder vivir en otros planetas, por lo que cuidar lo que tenemos nos garantiza nuestro futuro y hasta la existencia misma. Ya tenemos bastante evidencia científica e histórica de cómo acaban por desaparecer especies, incluso bien adaptadas, ante la escasez de recursos vitales para vivir. Debería ser esto una advertencia muy clara para nosotros.

Sin embargo, tenemos un convencimiento demasiado extremista de que nuestro ingenio sabrá como actuar ante situaciones extremas, dejando para después una tarea impostergable. Y es precisamente esa mentalidad la que ha llevado a la humanidad de tomar decisiones crueles e inhumanas en momentos críticos que bien podrían ser evitados, pero que nuestra vanidad y egocentrismo impidió actuar a tiempo. Menester es, que eduquemos para conservar y aprovechar lo que tenemos no como una solución temporal sino como un hecho real, porque en este tema la temporalidad no existe.

Si la humanidad realmente quiere continuar existiendo como especie, debe aprender -nuevamente- a comunicarse con la naturaleza y confiar en ella. Nadie niega que su inteligencia ha sido provechosa, pero debe también comprender que su vinculo con la naturaleza es necesario.

Saque usted sus conclusiones.

Pedro Felipe Marcano Salazar.

@C1udadan0x

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s