‭ ‬”Agentes del caos‭”

 
caos1
Las saturación de las urbes pueden desequilibrar a sus habitantes-PFMS-Start Page Images.

¿Sabes por qué a la gente… le gusta la violencia? Es porque se siente… bien. Los seres humanos encuentran a la violencia profundamente satisfactoria. Pero remueva la satisfacción, y el acto se convierte en… algo hueco.

                                                                         Alan Turing, The Imitation Game

La violencia es una de los acciones humanas que menos se comprende,‭ ‬sobre todo cuando quienes la emplean lo hacen por placer.‭ ‬Amparándose en excusas diversas que toman del ambiente social,‭ ‬así como de un irrefrenable deseo por destruir‭; ‬los individuos que ejercen la violencia,‭ ‬ya como un hábito terminan por abanderar el caos para móvil de sus acciones.‭ ‬De ellos se desprende un rechazo al orden,‭ ‬a todo lo que signifique convivencia ciudadana y desconocimiento hacia la autoridad,‭ ‬les interesa que todo descontento sea exteriorizado a través de la violencia y nunca reconocen que sus acciones sean perniciosas.‭ ‬Al contrario gustan de hacerlas públicas,‭ ‬lo más impactante posible,‭ ‬son completamente indiferentes a las condenas de los demás y creen que están por encima de la moral imperante.‭

Son individuos que carecen del sentido del respeto,‭ ‬siempre ven en lo exterior un motivo para actuar.‭ ‬Las causas de sus resquemores están en una interpretación pesimista de la realidad que les lleva a concluir que los métodos civilizados para la resolución de conflictos son inútiles,‭ ‬el desarraigo moral y la falta de confianza hacia toda la sociedad les lleva a pensar que esta rodeado de enemigos.‭ ‬No saben administrar las presiones a las cuales está sometido el individuo contemporáneo‭; ‬fruto del congestionamiento de las urbes y de la falta de renovación de la burocracia institucional,‭ ‬se sienten abrumados por lo que interpretan como un‭ “‬comportamiento servil de las masas‭” ‬hacia la dirigencia política.‭ ‬En ellos impera una enorme impotencia que evoluciona en resentimiento hacia todo,‭ ‬no importa que argumentos se expongan para demostrarle sus errores lo que les interesa son sus propias necesidades.

Consideran que su individualismo es superior a las opiniones de los demás,‭ ‬aceptando a quienes simpaticen con sus sentimientos y emociones desajustadas.‭ ‬Aprueban toda acción radical y destructiva contra el orden,‭ ‬no creen en la paz pública y siempre quieren apoderarse del espacio público porque consideran que‭ ‬es suyo,‭ ‬los otros no son sino‭ “‬intrusos molestos‭”‬,‭ ‬estorbos que impiden satisfacer su deseo de‭ “‬vengarse de un orden corrupto‭”‬,‭ ‬de una‭ “‬sociedad que debe ser despertada‭” ‬mediante la espectacularidad de sus actos.

Puede que su irracionalidad pareciera reducirlos a ser unos dementes,‭ ‬pero en realidad están conscientes de que hacen mal y sienten satisfacción destruyendo.‭ ‬Al principio,‭ ‬son considerados seres aislados,‭ ‬con el pasar del tiempo se tornan metódicos,‭ ‬calculan los momentos adecuados para arremeter contra su entorno.‭ ‬En sociedades conflictivas y en crisis son frecuentes su presencia en manifestaciones públicas,‭ ‬aprovechando el aparente‭ “‬anonimato de las masa‭” ‬y la cobertura mediática,‭ ‬si encuentran apoyo de la gente pueden tornarse peligrosos porque,‭ ‬aunque sean reducidos,‭ ‬no cesarán en su empeño de anarquizar.‭ ‬Su evidente violencia los vuelve‭ ‬susceptibles de ser captados por grupos políticos inescrupulosos para atacar a sus‭ ‬opositores o crear un clima de‭ ‬zozobra que justifique medidas extraordinarias.‭

La amoralidad de sus actuaciones les hace ver trivial cualquier causa política,‭ ‬social,‭ ‬legal o moral,‭ ‬honesta y pacífica.‭ ‬Terminan siendo volubles en sus‭ ‬creencias,‭ ‬si apoyan una causa,‭ ‬ésta debe consentir su violencia,‭ ‬de lo contrario actuarán‭ ‬contra ella.‭ ‬Individuos de esta categoría tienen una gran carencia,‭ ‬creen que el mundo‭ ‬”les debe pagar‭” ‬y van por al vida buscando un destino superior con tintes épicos.‭ ‬Los convence la idea de que tienen una‭ ‬suerte predestinada‭ ‬que los elevará a una‭ ‬gloria seudo heroica que los liberará de la degeneración,‭ ‬que suponen es causada por las posturas‭ “‬cobardes y débiles‭” ‬de la sociedad.‭ ‬Por supuesto,‭ ‬son seres corrompibles,‭ ‬y si obtienen Poder‭ ‬lo emplearán para saciar sus vacíos internos o para‭ “‬castigar‭” ‬a quienes consideran sus enemigos.‭

Adoptan símbolos que transmitan dominio,‭ ‬Poder,‭ ‬superioridad,‭ ‬miedo o rechazo,‭ ‬empero sin identificarse con su significado original.‭ ‬Más bien lo emplean para captar la atención hacia su persona,‭ ‬porque‭ ‬ellos son el símbolo,‭ ‬una muestra de narcisismo.‭ ‬Aceptan la vorágine mediática que los tome‭ ‬en‭ ‬cuenta sin importar si hablan bien o mal de ellos,‭ ‬lo valioso es que sean el centro de atención para influir en aquellos resentidos y radicales que se identifiquen con ellos.‭ ‬Son falsos,‭ ‬contradictorios,‭ ‬fanfarrones,‭ ‬creen que no hay ni ley ni medio mesurables para cuestionarles porque dicen poseer‭ “‬valores superiores a todos‭”‬.‭

Aunque la violencia nunca‭ ‬ha dado resultados positivos,‭ ‬sino angustias a la humanidad no renunciamos a ella,‭ ‬primero por nuestra naturaleza animal que nos impulsa‭ ‬a‭ ‬actuar cuando creemos que estamos en peligro y segundo por nuestra cultura:‭ ‬desde las escuelas,‭ ‬pasando por los diversos medios de entretenimiento,‭ ‬los valores,‭ ‬las familias,‭ ‬las ideas políticas o en situaciones difíciles suele privilegiarse el uso de la fuerza por encima de la razón,‭ ‬se nos inculca que la‭ ‬vida es una competencia feroz,‭ ‬donde debemos reaccionar con contundencia y rapidez si‭ ‬no perecemos.‭ ‬Tenemos una innecesaria admiración por arquetipos de individuos temerarios,‭ ‬disciplinados,‭ ‬fuertes y audaces quienes pueden lograr grandes hazañas,‭ ‬a costa del perjuicio del otro.‭ ‬La necesidad de mantener viva las figuras heroicas las alimentamos con la ficción,‭ ‬e imaginamos personajes asombrosos que se imponen al peligro,‭ ‬pasando por encima de cualquier moral o ley.

Sobra decir que los actuales momentos políticos provocan que la violencia sea‭ ‬“justificable‭”‬ para algunos,‭ ‬ante la complicidad de una ciudadanía que se siente insatisfecha con las autoridades y los políticos,‭ ‬aceptando que ciertos individuos destructivos representan su disconformidad.‭ ‬Claro que no podemos decir que todas las sociedades reaccionan igual ante semejantes barbaridades,‭ ‬pero si es evidente‭ ‬-y preocupante-‭ ‬que estos pésimos ejemplos se imiten entre los jóvenes,‭ ‬quienes interpretan esta postura como una forma de‭ ‬“rebeldía‭”‬,‭ ‬de expresar su rechazo hacia lo establecido,‭ ‬cuando la juventud es una etapa para aprender a dominar las pasiones,‭ ‬no para dejarse arrastrar por ellas.‭

violencia-en-e-futbol-3
Los jóvenes pueden a la sucumbir a la violencia-PFMS-Start Page Images.

Los jóvenes‭ ‬-precisamente-,‭ ‬creen que ante la falta de resultados de las decisiones de los‭ “‬mayores‭” ‬eso los obliga a actuar de forma contundente contra el paternalismo social,‭ ‬porque concluyen que este los conducirá inevitablemente‭ “‬al desastre‭”‬,‭ ‬sin analizar la situación ni usar sus talentos e ingenio para proponer soluciones creativas.‭ ‬Amparándose en que son las‭ ‬victimas de una sociedad patriarcal que quiere inmolarlos,‭ ‬tratan con la violencia de emular su propio concepto de fantasía heroica,‭ ‬alimentada especialmente por el cine,‭ ‬que‭ “‬predica‭” ‬personajes anarquistas y destructivos como fuente de inspiración política.‭ ‬No son los grandes genios de la humanidad a quienes consultan sino‭ ‬a personajes perturbados,‭ ‬creados por una vorágine mediática inescrupulosa.

‭ ‬Vemos aquí una reinterpretación del‭ ‬Complejo de Edipo:‭ ‬no tan sólo se busca derrocar la figura paterna para tomar el control de la realidad,‭ ‬también se quiere destruir su recuerdo,‭ ‬su obra,‭ ‬enseñanzas,‭ ‬aciertos y errores,‭ ‬una obsesiva búsqueda por desprenderse del pasado representado en ella.‭ ‬De consumarse tal cosa,‭ ‬tendríamos ciudadanos sin identidad ni memoria de su origen.‭ ‬Tal posibilidad aumenta aterradoramente ante la incomunicación familiar y su laxitud en la crianza de los hijos que impide inculcar valores morales que garanticen ciudadanos de bien.‭

Es más,‭ ‬la sociedad contemporánea tiende a adular una imagen juvenil valiente y audaz como nueva protagonista histórica,‭ ‬lejos del consejo de los padres,‭ ‬del contacto familiar.‭ ‬Una juventud impaciente,‭ ‬que necesita aprender más sobre cómo ser virtuosos y justos,‭ ‬sin caer en contradicciones,‭ ‬ni desestimar que todavía está en una fase de aprendizaje.‭ ‬Una juventud que tampoco debe ser arrogante y crédula ni desdeñar del consejo de quienes poseen más experiencia.

Si la violencia no es desarragaida metódicamente de los corazones de los ciudadanos no tendremos garantía de que haya un mañana mejor‭ ‬-aunque a veces suene utópico-,‭ ‬ni talentos que dejen un legado provechoso para formar generaciones de paz.‭

Saque usted sus conclusiones.

Pedro Felipe Marcano Salazar.

@C1udadan0x

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s