La visión trágica de los viajes espaciales.

Omar-Farias-Luces-Viaje-Espacial
La conquista del espacio, no es una empresa imposible-PFMS-StartPage Images.

“Los tiempos primitivos son líricos, los antiguos épicos, y los modernos dramáticos”

                                                           Victor Hugo, escritor francés.

Los viajes espaciales son un escenario que todavía no termina de convencer a la humanidad‭; ‬si bien sus posibles beneficios podrían ayudar al sostenimiento de nuestra civilización y otorgarnos información científica importante,‭ ‬persiste una incredulidad a que dichos viajes puedan ser provechosos.‭ ‬Como el escepticismo impera en la mayoría de los ciudadanos,‭ ‬nunca desaprovecha la oportunidad quienes lucren con esa posición o quienes prediquen posiciones pesimistas.‭ ‬Ambas consideraciones son mezquinas y temerosas del progreso humano,‭ ‬además de que se apoya de un discurso ultraconservador.‭ ‬Es cierto,‭ ‬que con tantas contrariedades presentes en el mundo,‭ ‬buscar en el espacio exterior lo que sobra en la Tierra puede parecer‭ ‬-para algunos-‭ ‬una‭ “‬costosa excusa‭” ‬o una forma abierta de‭ “‬indiferencia‭” ‬de quienes poseen la tecnología espacial hacia quienes no la tienen.

Interpretaciones negativas como estas no pueden impedir el progreso en la materia,‭ ‬pero pueden influir para retrasar su desarrollo e incluso en hacer creer que la exploración del espacio‭ ‬-según algunos puntos de vistas-‭ ‬es una distracción tramada por la clase política para alimentar falsos sentimientos de fraternidad e igualdad entre los ciudadanos del mundo.‭ ‬Si no es esta la posición predominante está la otra de quienes,‭ ‬subestimando la inteligencia del público así como la capacidad de los científicos a cargo,‭ ‬difunde la idea de que toda empresa de exploración espacial está‭ ‬condenada a fracasar por las razones más inverosímiles‭ ‬-seudocientíficas en la mayoría de los casos-‭ ‬o debido a causas más fantásticas que sustentadas por la ciencia.‭ ‬Todo este entramado pesimista revela una falta de fe en el progreso.

Dicha carencia de fe radica en el sentimiento de insignificancia que poseen algunos ciudadanos con relación a los cambios que sufre el entorno,‭ ‬producto del avance científico.‭ ‬Son transformaciones muy aceleradas que casi no tienen tiempo de considerarse sus efectos a largo plazo.‭ ‬El ser humano rebasado por su propio poder creativo,‭ ‬tampoco comprende porque todavía hay tantos que se retrasan en alcanzar niveles sociales superiores,‭ ‬ni porque recela de los actos altruistas que benefician a quienes están atrasados.‭ ‬Simplemente,‭ ‬la falta de autenticidad como individuos nos vuelven desconfiados de la realidad en que nos encontramos.

Por supuesto,‭ ‬además de desconfiados no creemos que los éxitos de la ciencia sean equitativos,‭ ‬pensamos de forma desesperanzadora que sus beneficios siempre serán para unos pocos,‭ ‬que las naciones más avanzadas serán las únicas que gozaran de mejor calidad de vida por sus logros científicos,‭ ‬mientras que los demás recibirán dádivas.‭ ‬A causa de esta manera de pensar todavía vemos conflictos en el mundo cuyos protagonistas vuelven a recurrir a los mismos demagógicos discursos tendientes a culpar al sistema,‭ ‬al gobierno,‭ ‬a‭ “‬cofradías maléficas‭” ‬dentro del poder político…‭ ‬siempre buscamos un culpable y una increíble excusa para no reconocer que el progreso merece ser democratizado,‭ ‬empero,‭ ‬dicho proceso será posible cuando las personas acepten superar la ignorancia y valorar el conocimiento,‭ ‬no la irracionalidad.

No obstante,‭ ‬la irracionalidad contemporánea necesita de un‭ “‬sacrificio‭”‬,‭ ‬algo o alguien a quien inmolar para justificar su propia incapacidad,‭ ‬siendo la ciencia la que sufre sus constantes ataques.‭ ‬La cultura popular a veces actúa como su cómplice,‭ ‬porque tiene miedo a lo que no entiende,‭ ‬mientras se cuenta así misma ficticias historias‭ ‬sobre trágicos episodios que suceden en el espacio,‭ ‬como queriendo decir que el esfuerzo y profesionalismo de tantas mentes brillantes fueran en‭ ‬vano.‭ ‬Hay que considerar como una cuestión psicológica,‭ ‬interpretar de forma fantasiosa lo que no podemos entender o desconocemos del espacio exterior que recurrimos a nuestra imaginación para poder explicar lo que ignoramos.‭ ‬Simplemente es la fértil imaginación humana la que a veces perjudica tener una‭ ‬visión objetiva de las cosas que desconocemos.‭

Cuando‭ ‬no es la imaginación la que conspira contra la objetividad científica,‭ ‬son los resultados de nuestros descubrimientos,‭ ‬quienes en ocasiones plantean retos que alimentan sentimientos agoreros.‭ ‬El conocimiento del Sistema Solar nos muestra que estamos rodeados de planetas poco atractivos,‭ ‬peligrosos y desconocidos,‭ ‬provocando que mentes poco visionarias digan‭ ‬¿para qué arriesgarnos en ir para allá‭?‬,‭ ‬algo malo podría sucedernos.

Ciertamente,‭ ‬nuestra tecnología aeroespacial todavía está muy lejos de lograr hazañas como las vistas en la literatura de ciencia ficción,‭ ‬más eso no quiere decir que es imposible.‭ ‬Sin embargo,‭ ‬la mentalidad derrotista cuestiona sin fundamento el lograr conquistar el espacio exterior por un motivo peculiar:‭ ‬el arraigo a nuestro planeta‭; ‬científicamente la Tierra‭ ‬-por el momento-‭ ‬es el único que posee condiciones ideales para albergar vida pero también es el único que conocemos lo suficiente para considerarlo nuestro hogar,‭ ‬no obstante,‭ ‬sus recursos son finitos y ya es evidente que su capacidad‭ ‬ha sido rebasada.‭ ‬Pensar y actuar en buscar otro lugar donde establecernos no es un acto descabellado,‭ ‬sino una acción propia de toda forma de vida deseosa de encontrar recursos vitales para sobrevivir.‭

Si bien preservar lo que tenemos,‭ ‬mientras adoptamos tecnologías menos dañinas para el planeta pueden ayudar‭ ‬a mantenernos más tiempo en él,‭ ‬estas medidas no‭ ‬son soluciones definitivas ante la demanda de recursos de la civilización del presente siglo.‭ ‬Curiosamente los puntos de vista pesimistas,‭ ‬son conscientes de ello pero prefieren creer que la humanidad se dirige‭ ‬hacia un final catastrófico que resultará en una inevitable extinción‭ (¿?)‬ sin proponer soluciones.‭ ‬El cine,‭ ‬si bien ayuda a promover el interés por los viajes espaciales,‭ ‬también difunden la idea contraria relatando historias oscuras donde el viaje espacial puede terminar en una tragedia épica,‭ ‬o convertir a los astronautas en insólitos héroes,‭ ‬quienes enfrentan peligros y amenazas increíbles.‭ ‬Casi todas las tramas terminan coincidiendo en que el viaje‭ “‬no es buena idea‭”‬,‭ ‬aferran a los protagonistas a regresar a la Tierra sin siquiera destacar algún logro científico razonable.‭

Viajar al espacio exterior no es una empresa fácil ni está excenta de peligros,‭ ‬tampoco es una labor para cualquier persona,‭ ‬pero dada la situación del planeta,‭ ‬las posibilidades científicas y los valiosos conocimientos que nos podría aportar conocer otros ambientes,‭ ‬bien vale la pena hacer el viaje.‭

Saque usted sus conclusiones.

Pedro Felipe Marcano Salazar.

@C1udadan0x

Advertisements

One thought on “La visión trágica de los viajes espaciales.

  1. Tu ensayo me pareció muy interesante, sin embargo creo que es muy optimista. Creo que mucho de lo que señalas sobre por qué hay fatalismo respecto al tema es cierto: sí hay mucha ignorancia y sí se le tiene mucho afecto a la irracionalidad. Pero también creo que es una reacción solidaria, un golpe de conciencia.
    En lo personal, yo no creo en el concepto de progreso: sé que la tecnología y la ciencia evolucionan, pero para mí la idea de progreso presupone que la evolución es lineal y ascendente en todo sentido. Yo dudo que llegar a otros planetas para utilizar los recursos de allá pueda ser visto como progreso. Sí soluciona los problemas de aquí, pero no crea otros allá: voy a sonar muy moralista, pero, ¿no nos basta con acabarnos los recursos de un planeta? Entonces, ir al viaje interplanetario realmente es “evolución ascendente” si consideramos que nos va a hacer aún más ambiciosos? A lo que llamas progreso yo le llamo ambición desmedida e incapacidad para ver nuestros límites en la solidaridad para con nosotros mismos, nuestras generaciones futuras, las otras especies y la Tierra misma.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s