Las contradicciones de las redes sociales.

the_social_network_poster_by_jxtutorials-d32psar.png

                         Imagen extraída de Devianart.com

Las redes sociales son el medio más influyente de los que podemos encontrar en Internet hoy en día; son los ecosistemas virtuales* más determinantes en cualquier acontecer noticioso y lamentablemente, es el ambiente predilecto para dejar en evidencia la falta de claridad de sus administradores en hacer cumplir sus propias normas para un correcto uso. Recientemente, las redes sociales han sido objeto de fuertes criticas debido a que algunos de sus miembros difunden contenido “molesto” en ellas y los administradores, lejos de solventar coherentemente la controversia, se han escudado en una curiosa “interpretación” de sus propias normas para dejar que dichos contenidos sigan disponibles, aún cuando sea denunciado por numerosos miembros de la comunidad.

Ante esta situación cabe la obvia pregunta: ¿Qué utilidad tienen las normas que establece una red social si no se hacen cumplir correctamente? Es una contradicción muy grave de los administradores de una red social ampararse en “interpretaciones”,  para permitir que contenidos “molestos” circulen en sus redes cuando es evidente que dichos contenidos resultan perniciosos para la comunidad; también es absurdo ponerle “clasificaciones especiales” prometiendo que con esta medida podrán controlar mejor que publican sus miembros cuando la realidad nos muestra que persiste  la tendencia por parte de personas irresponsables de publicar material desagradable. Es esa posición tan laxa la que ha permitido que grupos delictivos prosperen en el ecosistema social con total impunidad.

Lo que menos se comprende es porque se tiene que esperar a que se genere un “escándalo” para poner coto a la divulgación a un material específico, cuando ya lleva mucho tiempo circulando y toda la comunidad –incluido cuerpos policiales- lo denuncian a los administradores para recibir por respuesta: “no consideramos que este contenido viole nuestras normas”. Los contenidos desagradables más difundidos son los que -amparándose eufemísticamente- buscan “denunciar a las autoridades” un hecho delictivo siendo todos los miembros de una red social testigos de violaciones, asaltos, torturas, maltrato o acoso… aún cuando esta prohibido por el servicio.  Es cierto que la responsabilidad individual es determinante, pero si se denuncia un contenido evidentemente “molesto” debería ser retirado y no esconderse en excusas para no hacer nada.

No menos cierto es que los mecanismos de denuncias han mejorado mucho, se ha logrado una mejor cooperación con las unidades ciberpoliciales  y que hay más contundencia contra los infractores sin embargo, pareciera que todas estos cambios fueran más de “forma que de fondo”, puesto que son más los usuarios que se quejan de la falta de efectividad de los mecanismos de denuncia o los gobiernos serios que consideran que quienes administran una red social no fueran lo suficientemente capaces para darse cuenta cuando se viola la ley y las normas del servicio. Los constantes escándalos han obligado a las compañías detrás de una red social, a considerar que bajo su criterio eliminaran o no un contenido con la promesa de que así no habrá conflictos. No obstante, para los internautas y las autoridades esta desición no es más que un eufemismo, porque si esta en duda la capacidad de los administradores ¿Cómo ellos van a determinar que no puede estar en una red social…?

Lógicamente a falta de entendimiento entre internautas, autoridades y administradores, hace que surjan  acciones subterráneas por parte de usuarios disconformes quienes prefieren actuar por su cuenta -e incluso- al margen de la ley. Algunos prefieren utilizar las herramientas de las redes sociales, para formar una “denuncia masiva”: un miembro del servicio identifica un grupo o perfil infractor lo comunican a todos sus amigos o seguidores y todos lo denuncian al mismo tiempo lo que obliga al servicio a tener que eliminarlos. Otros por el contrario, prefieren “secuestrar” las cuentas de los infractores y exponerlos ante la comunidad. Algunos más radicales –un rasgo muy preocupante- llegan a la agresión física a quienes infringen las normas apelando a la información que recogen de ellos mismo en la red social. Las redes sociales, terminan convirtiéndose en un “Viejo Oeste” donde cualquiera puede tomar la justicia por sus manos.

Diera la impresión de que quienes administran las redes sociales, no han terminado de aceptar que la línea que divide lo virtual de lo real es difusa y es necesario ser cautos cuando se trata de “interpretar” la naturaleza de un contenido denunciado. Detrás de cada denuncia existe una pequeña historia, a veces truculenta, que es necesario evaluar concienzudamente; dejarse llevar por un juicio simplista que reduzca estas pequeñas historias en un segundo plano es un grave error que pone en duda su reputación como servicio serio y la credibilidad que se tiene ante los internautas. Ignorar esos detalles podrían hacerlos cómplices de que todo lo negativo que desafortunadamente circula en la red y actuar de forma “autosuficiente”, dejando por fuera la opinión de los internautas y las autoridades, hará concluir a todos que ustedes ocultan algo…

No podemos condenar, prohibir o censurar el uso de las redes sociales porque esta es una herramienta inevitable en la red y casi toda la red ha “migrado” al ecosistema social, tampoco se pide  implementar sistema de vigilancia masivos para detener a los infractores…ninguna medida reaccionaria sirve de algo. Sólo se pide a los administradores más flexibilidad de juicio cuando se realice una denuncia, se pide “desempolvar” el sentido común e ir investigando agudamente el origen de por qué un contenido es considerado molesto. No sigan esperando un escándalo y sacar excusas para resolver una controversia.

Nota: podríamos definir un ecosistema virtual a aquellos “mundos” que existen en Internet que poseen su propia lógica para determinar su funcionamiento, poseedores de una caraterísticas entrópicas propias y capacidades evolutivas condicionadas por el medio ambiente virtual.

Saque usted sus conclusiones.

Pedro Felipe Marcano Salazar.

@C1udadan0x.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s