El surgimiento de Internet “Wanna Be”.

Internet__Globe_by_Mythique_Design
    Imagen extraída de Deviantart.com

Se podría creer que la simplificación de las tecnologías detrás de Internet ha permitido tener a internautas más hábiles en el manejo de la información a la cuál tiene acceso. La descentralización de la red y la adopción de medios móviles junto a las redes sociales nos hacen pensar que es así, creemos que entre más fáciles de utilizar sean estas nuevas tecnologías, somos más perspicaces para interpretar la realidad que subyace sobre la información que recibimos. Pero, existe una pregunta obligatoria: ¿ser hábiles en el manejo de estas herramientas nos hace competentes a nivel informacional? Eso es algo que valdría la pena dilucidar.

 La gran promesa del surgimiento de Internet es el de contar con ingentes cantidades de información cuyo impulso sería el conocimiento; la web permitiría motivar el interés explorativo de los internautas para encontrar lo que necesitara a fines de enriquecerse intelectualmente y participar en su construcción colectiva. Internautas creativos y autosuficientes serían colaboradores activos de la perfectibilidad de la red, tendríamos nuevos proyectos no centralizados que generarían beneficios, oportunidades de economías virtuales abiertas que estimularían la imaginación y colaboración de si mismos.  A parte de lo anterior, tendríamos un internauta menos impulsivo al recibir la información, dado que desarrollaría el suficiente criterio para identificar la autenticidad de la misma; en pocas palabras, un internauta equilibrado.

 La realidad dista mucho de encajar en este ideal de la red, existe la tendencia a convertirse en meros “usuarios finales” al no profundizar sobre la naturaleza de la red. Por lo tanto, no parece importar saber las implicaciones que tiene la red sobre su propia existencia ni aprender nuevas habilidades que le permitan salir de esa condición. Podría creer que el resolver un simple problema con solo consultar en la red lo vuelve más diestro, cuando la realidad es que sólo solventa un hecho puntual, sin trascender más allá de esto. Ni siquiera esta el interés  por saber sobre las implicaciones socio-políticas que la red tiene en su cotidianidad y de la necesidad de conservar la apertura de la misma mediante su participación crítico-constructiva, nada de esos temas son relevantes, el único verdaderamente importante es la de satisfacer la instantaneidad informativa que impera en la actualidad.

 Estamos frente un Internet opuesto al que se diseñó, un Internet que etiquetaremos “Wanna Be”. La principal característica de éste es tener internautas atrapados en un “comportamiento binario”: funcional-lúdico de la red:

  • Funcional,  porque el usuario exclusivamente sabe manejar lo básico de la red y de cualquier medio para conectarse a la misma (redes sociales, programas ofimáticos, navegadores…) no trasciende más allá de esa posición, cumple una función determinada condicionada por la sociedad, por su entorno laboral, o por sí mismo y así será como “entenderá” la red.
  • La parte lúdica, radica en la búsqueda irrefrenable del placer sin límites con cualquier contenido o servicio atractivo que encuentre en la red, lo cuál lo aleja (progresivamente) de desarrollar una opinión propia de Internet.

 Lo penoso de esta situación es que la salida más fácil para los usuarios “Wanna Be” es el buscar un culpable de su situación; nunca se ha pensando (o interesado) que es su responsabilidad el profundizar sobre el tema. Para ello, debe cambiar los hábitos que tiene arraigados y “liberarse” de esa desventajosa posición. La circunstancia que debe enfrentar es la misma educación que sobre la red ha recibido que aún mantiene esa visión binaria anteriormente descrita; ya son varias generaciones de internautas atrapados en esa concepción de la tecnología y aunque lentamente se va cambiando en muchas sociedades esta percepción, todavía se ve lejos una transformación radical.

 La sociedad de la información, manteniendo este modelo ha creado “apáticos cibernéticos” que económica y políticamente resultan beneficiosos para intereses inescrupulosos, pero terminaran siendo un factor de atraso para toda la sociedad. El triste éxito que mantiene el cibercrimen no se debe a que los malhechores sean más inteligentes, sino que tienen a internautas inexpertos que fácilmente caen en sus trampas y roban su información, todo por causa de esa “apatía cibernética”.

 No se ha creado la suficiente conciencia sobre la importancia de cuidar la información personal, ni mucho menos en la llamada “Social Web” en donde circulan cantidades de datos personales por descuido del mismo internauta; nadie puede exigir y culpar a algún servicio de mal utilizar su información si es el internauta quien ha cometido el error de suministrar informaciones en sus servidores sin verificar cuáles son los riesgos. Lo más grave del caso es que cada día dependemos más de estos servicios, centralizando nuestra vida social y trabajo, nos acostumbramos a ellos, cerramos la puerta a la posibilidad de encontrar otras opciones más didácticas.

 Ya que hablamos de la “Social Web”, esta se presenta como la gran novedad dentro de la red; sin embargo lo único que ha conseguido en muchos aspectos es mantener el “comportamiento binario”. Dentro de ellas se reproduce lo que llamaría la “egonomía”, es decir, realzando lo efímero del ego de cada internauta se rentabiliza estos servicios, así un internauta incauto que cree que esta mejor comunicado e informado por este tipo de web termina subutilizando el potencial oculto de ella, porque vive distraído con contenidos intrascendentes atiborrándose de cosas innecesarias que no le permite desarrollar un espíritu colaborativo para el desarrollo de la  red.

 Con internautas inconscientes de su necesario papel protagónico, los servicios que confluyen en la “Social Web” pueden disponer de la información de todos y protegerse de cualquier reacción argumentando que “usted aceptó usarlos tal como estaba”; ¿esto garantiza transparencia en el manejo de nuestro información?… solo hemos cedido nuestro poder por no ser perspicaces.

 ¿Qué otras consecuencias tienen esta situación?, tenemos internautas poco preparados para interpretar la información, distinguirla, diferenciarla y clasificarla y esto termina siendo complejo para muchos por lo que prefieren quedarse en fuentes “conocidas” agrupando su visión del mundo a través de la red, un ejemplo a citar es las constantes quejas de los maestros y profesores que al pedir una investigación sus alumnos terminan consultado la misma fuente sin analizar la información recibida.

 Al no tener una formación escolar más profunda de la red es común dentro de los jóvenes invertir su tiempo en los juegos en línea que en desarrollar herramientas para tener un mejor Internet, los potenciales creativos se pierden con distracciones efímeras que muestran una acusada tendencia a mantener relegados a los internautas más jóvenes. Una forma de mantenerlos “activos” y ocupados, más no preparándose.

 La única manera de cambiar este panorama no es nada más, aunque suene irónico, informándose es también debatiendo sobre lo que realmente es importante de la red e involucrándose, equilibradamente, en el estudio de esos puntos controversiales que afecta la naturaleza abierta de la red. Ya no se puede seguir ignorando el papel relevante que tienen el internauta en la construcción de una Internet meritocrática y que realmente aprecie el conocimiento; el espíritu explorativo debe ser la “norma” dentro de los internautas para evitar el “conformismo digital”.   

Saque usted sus conclusiones.

Pedro Felipe Marcano Salazar.

@C1udadan0x.

Nota: Agradecimientos a mi ciberamigo Dr Jorge Lizama y su blog, cuyo trabajo permitió la redacción de la presente entrada.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s