La violencia como espectáculo (primera parte).

The running man, la violencia como show mediático.- Google Images

La violencia ha cobrado notoriedad recientemente y no es para menos, dado las cada vez más destructivas consecuencias. En esta ocasión exploraré otro aspecto de la violencia un tanto inquietante: su “promoción” utilizando los actuales medios de comunicación.

Un rasgo característico del siglo XXI es la ubicuidad de la información, todos podemos acceder y compartir datos con rapidez incomparable a otros tiempos. Sin embargo muchas personas emplean estas ventajas, para difundir su participación en actos violentos ejemplo de ello esta en el “bullying” o acoso protagonizados por jóvenes quienes graban sus acciones y luego publican en Internet muchas veces por morbo, para humillar a su víctima o para llamar la atención del “público”.

Se podría decir que estas personas buscan convertirse en “celebridades”, aún cuando ganen el más contundente rechazo, siempre existen simpatizantes de sus acciones. Estos simpatizantes tienden a repetir de manera más bizarra lo que vió y también lo difunden, haciendo complejo el determinar que fuente de violencia puede estimular en un espectador su interés en ser partícipe en hechos de este tipo.

Esta el caso más extraño aún de los criminales comunes de mediatizar sus delitos, colgándolos en la red como si fuera una “gran obra” y buscando que se hable de los mismos. Por supuesto, a veces sucede lo opuesto siendo el público quién populariza al delincuente cuando su crimen se filtra o es divulgado. El colmo, es que el delincuente puede obtener “aprobación” desvirtuando su imagen, en detrimento de las víctimas. Llega la situación al punto, de escribirse libros de su vida delictiva o ellos mismos negocian con productoras para contar su historia, a través del cine o la televisión, con notable éxito volviendolos “populares”. Nadie parece importarle los antivalores promocionados, todo se vale con tal de saciar los oscuros gustos del público.

Otro aspecto esta en el “llamado” a participar en hechos violentos a través de la mensajería instantánea o por redes sociales; quienes planifican estas acciones emplean los teléfonos móviles con estas herramientas. En la mayoría de los casos captan su vandalismo para divulgarlos, aumentando el número de participantes quienes también lo promueven y difunden hasta formar un “enjambre” destructivo donde nunca falta quién lo grabe para compartirlos con más personas. Esto hace que muchos disturbios sean coordinados en la red antes de ejecutarlos o durante los mismos, haciendo imposible predecirlos.

Como siempre, dentro de los espectadores existen personas que “disfrutan” viendo tal orgía de destrucción; sin criterio crítico. El resultado de esta “mediatización de la violencia” es su completa vanalización volviendo indiferente al público e incapaz de distinguir la violencia real con la ficción, los espectadores se pueden convencer rápidamente de que ser transgresores los vuelve importantes e interesantes; terminan creyendo que podrán contar con el “afecto de un público” no siendo consciente de las consecuencias.

Paralelo a los que participan están los que se satisfacen de forma malsana de los sucesos violentos transmitidos, son individuos que sienten placer viendo y retransmitiendo todo contenido con dicha características, hasta volverse casi adictos. No sienten nada hacia las víctimas, tampoco poseen juicio crítico sobre lo que ven y empatizan con los protagonisas de sucesos violentos. Estan carentes de humanidad, aunque muchos no son capaces de usar la fuerza, son personas que pueden convertirse en cómplices si coinciden con un acto de violencia real, serán meros espectadores porque su mente esta condicionada a sentir placer con la violencia recibida a través de los medios. Otro individuos encuentran en la violencia audiovisual herramientas y motivos para cometer asesinatos.

No se puede creer ingenuamente que quienes “disfrutan” de la violencia audiovisual son orates, muchas personas “normales” pueden sentir cierta satisfacción con algunas escenas o empatizar con personajes, ficticios o reales, con características violentas. Ciertamente, habría que estudiarse otros aspectos como la familia, ambiente social, la criminalidad, educación entre otros aspectos antes de sacar conclusiones apresuradas sobre este punto.

En lo personal considero, la sociedad ha descuidado y subestimado la capacidad destructiva humana en lo cotidiano preocupandose más por actores, de violencia reconocida, latentes en ella. Se ha ignorado el papel predominante de la técnica como elemento modelador del pensamiento, relegando el debate a “círculos académicos cerrados”, según el criterio de las esferas culturales oficiales… hasta el momento.

El presente siglo, la ciencia y la tecnología, influye en el hombre, ha desplazado al humano del centro social para ser ellos el centro; aunque el antropocentrismo humano se sigue predicando en las escuelas, seguimos empeñados en construir un humanismo ético acorde al presente siglo en la práctica estas ideas languidecen frente a la arrolladora realidad en que vivimos.

No podemos tampoco demonizar los progresos obtenidos ni caer en la tentación del radicalismo, hay que investigar la influencia de nuestro progreso sobre el ser humano con tal de buscar soluciones objetivas ante el reto que esto conlleva.

El hombre es responsable de sus actos, pero si el hombre enfundando una máquina, destruye a sus semejantes más cuidado debe tener… Las máquinas son neutrales hasta que el hombre las usa… la voluntad del primero traduce la del segundo…

Después de todo, quizá habría que darle razón al movimiento Tecnorealista cuando dicen:” las tecnologías no son neutrales”… a lo que se le podría agregar: “porque el hombre no lo es”.

Saque usted sus conclusiones.

Pedro Felipe Marcano Salazar.

@C1udadan0x.

.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s