El regreso de #Mega termino siendo un litigio de rutina.

Kim Dotcom, fundador del extinto Megaupload- Google Images.

El regreso triunfante y polémico del señor Kim Dotcom no ha sido el gran acontecimiento que esperaba, el desarrollo de su caso empezó como un ataque a las “libertades de los internautas” a ser otro de esos litigios  aburridos sobre el manido derecho de autor. Nada trascendente ni impactante, si recordamos que la causa contra el señor Dotcom fue sólo una acción reactiva de la industria del entretenimiento por su intención de entrar en el mismo negocio de ellos pero orientado a la red, aprovechando las capacidades del extinto Megaupload.

Algo rescatable de esta historia es el incremento fatal de la desconfianza  a las instituciones democráticas, el extremismo con el que se actuó contra Megaupload y la comprobada falta de transparencia no hizo sino “legitimar” aun más las acciones del hacktivismo e incrementar su poder e influencia entre los jóvenes quienes son los que más exigen se respete la neutralidad de la red. Sobra decir que el señor Dotcom se convertido en otro caudillo más de la libertad de expresión en la red, incluso equiparándolo al señor Julian Assange a pesar de estar en territorios muy distintos.

El hacktivismo se ha fortalecido con el cierre de Megaupload-Google Images.

 Al final los argumentos de los “afectados por la piratería” de Megaupload terminaron siendo los mismos: la defensa de su concepto de derecho de autor y el mantener un modelo de distribución de contenido en vías de extinción, lo que siempre ha sido una constante en otras disputas legales no tan resonantes. Lo “novedoso” de su actuación contra Megaupload es su táctica de caballo de Troya; queriendo usar este “escandaloso acto de piratería digital” para aprobar leyes como SOPA y PIPA entre otros emulos legales; con tal de atar a la red a su visión… una visión arcaica.

Esta batalla por mantener Internet abierto a todos, como lo ven algunos,  no hace sino ponerse tediosa, se repiten los discursos, se ponen de cabeza los derechos de los internautas, se ganan y pierden juicios e incluso se crean caudillos y mártires como el señor Dotcom… para terminar siendo todo un desinterés por todas las partes de dialogar y llegar a un consenso beneficioso para todos.

Dudo que las generaciones constructoras de la red, las que le dieron el despegue definitivo en los 90`s y los nativos digitales que quieren mantener una red participativa y abierta seguirán soportando los ataques de esa industria, teniendo muy presente uno de los mártires más recordados de esta lucha: Napster. Veo a largo plazo dos tendencias encontradas, aunque diferentes, de estas generaciones: Los innovadores, más concientes de la red, crearán mas herramientas y servicios atractivos para ir dejando atrás esos “modelos viejos” y los radicales quienes con medios reactivos protestarán y atacaran cualquier movimiento “sospechoso” contra la libertad en la red; con la espectacularidad que les caracteriza.

De momento el señor Dotcom sigue avanzando con su plataforma Mega, poniendo a prueba su servicio y manteniendo a raya las acciones individuales de aquellos de los cuales se excuso la industria para pulverizar Megaupload. Mientras tanto Mega va materializando sus servicios y su popularidad sube; ante la impotencia de una industria cuyo modelo, al igual que los dinosaurios, esta en proceso de fosilización.

Saque usted sus conclusiones.

Pedro Felipe Marcano Salazar.

@C1udadan0x.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s